Factores que inciden en el clima laboral

 publicidad

15.10.04.  Atendiendo a las numerosas consultas recibidas en nuestra web sobre los factores que inciden en el clima laboral de empresas y organizaciones, a continuación  hacemos un breve resumen sobre esta cuestión.

 

En primer lugar, hemos de tener en cuenta que el clima y ambiente laboral de una organización formada por seres humanos, personas empleadas en ellas, es bastante subjetivo e influido por multitud de variables. Y, además, estas variables o factores interaccionan entre sí de diversa manera según las circunstancias y los individuos. La apreciación que éstos hacen de esos diversos factores está, a su vez, influida por cuestiones internas y externas a ellos. Así, los aspectos psíquicos, anímicos, familiares, sociales, de educación y formación, económicos o sucesos meramente coyunturales que rodean la vida de cada individuo, en cada  momento de la misma, influyen en su consideración del clima laboral de su empresa. Esos diversos aspectos, que se entrelazan en la vida de una persona, puede hacerle ver la misma situación en positivo o en negativo.

 

Y por otro lado están las estrategias, tanto las individuales como las grupales o colectivas que pueden distorsionar las opiniones y las percepciones. De un lado, la que cada individuo va siguiendo en la empresa u organización en la que trabaja, buscando  sus propios objetivos individuales. De otro, las que pueda seguir en el seno de una organización sindical, política o de cualquier otro tipo. Todo acaba por influir en su percepción, por formar parte de un estado de ánimo determinado. Y se pone de manifiesto, todo ello y en cierta forma, en la cumplimentación de unos cuestionarios de medición de clima laboral. Los empleados, en muchas ocasiones no son plenamente objetivos, sino que sus opiniones estan relativizadas por el cúmulo de todas esas circunstancias personales señaladas.

 

Pero, aunque tengamos en cuenta todo eso, es posible efectuar mediciones de clima y ambiente laboral. Estas van a reflejar lo que hay en la mente y en los sentimientos de los empleados que intervengan en ellas.

 

¿Qué factores se puede considerar que intervienen en esa percepción del clima laboral? Son, evidentemente, muchos y no siempre conocidos o controlables. Pero de una manera general y abriendo el abanico a los colectivos de empresas y trabajadores, sí es posible sistematizar esos factores. En nuestros estudios y trabajos sobre ésta materia, en diversas empresas, y de acuerdo con nuestra amplia experiencia laboral y de consultores de empresas, hemos llegado a las siguientes conclusiones al respecto. En base a los factores que vamos a enumerar, trabajamos habitualmente.

 

FACTORES BASICOS Y SUBFACTORES

 

Serían éstos los nucleos fundamentales en los que se apoya, en la actualidad, la valoración que los empleados hacen del clima laboral en el que están inmersos:

 

Ø      Motivación en la empresa

Ø      Motivación en el trabajo

Ø      Motivación económica

Ø      Ambiente laboral

Ø      Ambiente de trabajo

 

Los definimos como sigue:

 

Motivación en la empresa: Son el conjunto de estímulos que siente un empleado y que potencian su percepción de su empresa como tal, como organización  y como lugar en el que trabaja, se realiza y gana una remuneración. Esos estímulos pueden ser positivos o negativos, produciendo motivación o desmotivación. A su vez está influida por varios subfactores, tales como:

 

ü      Reconocimiento del trabajo y de la labor del empleado por parte de la empresa

ü      Posibilidades de promoción

ü      Atención, por parte de los mandos, a las sugerencias del empleado

ü      Estabilidad en el empleo

ü      Posibilidades de aprendizaje y formación

ü      “Orgullo de marca” (entendida como satisfacción ante los demás por su propia empresa)

ü      Implicación del empleado en la empresa

ü      Horario de trabajo

ü      Comunicación vertical y horizontal

 

 

Motivación en el trabajo:  Es el conjunto de estímulos que siente un empleado, ubicado en un determinado puesto de trabajo en la empresa u organización, que potencian su percepción de su propio trabajo, el que está realizando y que desarrolla en y desde ese puesto de trabajo. También aquí, esos estímulos pueden ser positivos o negativos, motiavdores o desmotivadores. Está influida, entre otros, por los siguientes subfactores:

 

ü      Nivel de responsabilidad que tiene  un trabajador en su puesto de trabajo

ü      Contenido del propio trabajo que realiza

ü      Autonomía y posibilidades de iniciativa que tiene el trabajador en su puesto de trabajo

ü      Posibilidades de potenciación, en el puesto de trabajo desempeñado, de las capacidades que tiene el trabajador (de formación, de estudios, de experiencia acumuladas)

ü      Posibilidades de autorealización por parte del trabajador

 

Motivación económica: Se trata del estímulo que siente un empleado en razón de las remuneraciones económicas, de todo tipo, que obtiene en su puesto de trabajo.

 

Ambiente laboral: Está conformado por el entorno laboral que rodea a cada empleado. Ese entorno lo constituyen las personas que le rodean. Normalmente serán sus jefes y sus compañeros en sus diferentes niveles. Como en los casos anteriores, tendrá efectos positivos o negativos, creando percepciones favorables o desfavorables en el empleado. Podemos considerar dos subfactores:

 

 

ü      Relaciones con compañeros

ü      Relaciones con sus jefes

 

Ambiente de trabajo:  Está formado por el entorno físico y material que rodea al trabajador en su propio puesto de trabajo. También puede ser motivador o desmotivador. Está influido por los siguientes subfactores:

 

ü      Ergonomía

ü      Puesto de trabajo (en sus aspectos físicos y materiales)

ü      Ambiente físico que le rodea (luz, calor, frio, corrientes, etc)

 

Ese conjunto de factores y subfactores enunciados que hemos sistematizado y que podían, en opinión de otras personas y estudiosos, ser otros diferentes, constituyen las variables a medir para el análisis del clima laboral.

 

Para ello, lo más utilizado, son los cuestionarios de medición de clima laboral. Estos, en nuestro caso, abarcan en sus preguntas y en sus criterios de valoración y análisis este abanico de factores y subfactores enumerado. De este modo, es posible terminar en un informe a la empresa u organización de  que se trate, en el que se valoren todas y cada uno de los aspectos considerados, permitiendo así dar una medida del nivel del clima laboral de esa empresa u organización.

 

Manuel Díaz Aledo

Consultor de “DYAL QUALITY”

Prohibida la reproducción total o parcial sin citar la fuente

 Pueden enviar sus comentarios a info@gerenteweb.com

 

 
volver imprimir