PORTADA    ACTUALIDAD    DIRECCIÓN    ORGANIZACIÓN    RRHH    FINANZAS    PRODUCCIÓN    FISCALIDAD    NET    OCIO    CARTAS    DEBATES

   Noticias > finanzas

 
  Ya está aquí la crisis económica… y después ¿qué? (II)
25/11/2008


  Amplio reportaje que ofrece una explicación de la crisis económica mundial y sus causas, e incluye l
[Vea aquí la I PARTE DE ESTE REPORTAJE]

LA SITUACIÓN AL DÍA DE HOY
El pesimismo se ha adueñado de la calle. Si Vd va a un café, lo normal es que no le hablen de otra cosa. La gente, en mi país, ha disminuido considerablemente sus compras en vestido, alimentación, viajes. Y por supuesto el gasto en su tiempo de ocio. Los cines y restaurantes se van vaciando poco a poco. La gente sale y pasea, hasta toma un café o unos vinos con unos amigos, acompañado de una tapa de tortilla o de mejillones. La gente siempre trata de capear el temporal con aparente buena cara. Pero, como decimos en España, la procesión va por dentro.

Se está dando, además, otro hecho de enorme importancia. Es muy negativo para la economía española. Se trata de la escasez de financiación para la economía real, la de las empresas. Y aunque esto afecta a todas, grandes y pequeñas, son las PYMES las más desprotegidas y castigadas. Ya desde hace una década, desde que la banca se orientó hacia el mundo de las inversiones, del negocio fácil y seguro, abandonando en gran medida su viejo papel de financiar al mundo de la empresa, de lo que se llama banca tradicional, las empresas españolas tenían muchas dificultades para disponer de dinero para sus proyectos de expansión y de desarrollo o simplemente para el mantenimiento de su negocio. Mucho joven bancario cazó al vuelo el mensaje de viejos tiburones que habían descubierto el mundo de los grandes negocios, los pelotazos, los beneficios salvajes, los paraísos fiscales y todas esas oportunidades, y se contaminaron de esa filosofía de la vida fácil y muelle, cambiando la mentalidad tradicional del banquero.. Habían cambiado los tiempos, ¿para qué perder las oportunidades de negocio y el tiempo con pesados empresarios, repletos de riesgo y que sólo venían a pedir dinero y dinero…? No, mejor jugar a la inversión en los mercados bancarios mundiales y vender productos y más productos financieros. Pero, pese a todo, los tiempos de bonanza permitieron a las Pymes ir disponiendo de un cierto nivel de financiación, cuando no de subvenciones de las diversas Administraciones Públicas.

Pero claro, la banca súbitamente, al sentir el miedo y al ver que se cerraban esos circuitos internacionales del dinero (más bien de los papeles, es decir falso dinero o dinero virtual que diríamos ahora), ha cerrado todos los grifos. Como consecuencia el crédito esta cegado. Apenas se consigue un euro en la Banca española. Y no solamente para la inversión en vivienda, que ha caído en picado, sino para el día a día de la empresa, para esa economía real que es la que crea riqueza, la que la esparce entre el mundo del trabajo. Al no poder obtener, con la rapidez y facilidad necesaria fondos, las empresas en general lo están pasando mal. O lo van a pasar mal aquellas a las que todavía no ha alcanzado este fenómeno. ¿Y esto por qué es así? ¿La banca no tiene dinero y entonces está cerca del crac? o ¿Es que lo tienen y lo guardan, protegiéndose, para ver en que queda todo esto? Me apunto, en el caso español y para la mayoría de las entidades, por lo segundo. Aunque, no dudo, habrá casos de entidades muy cercanas ya al precipicio. Pero esto lo vamos a saber en los próximos meses.


LA INMORALIDAD SOCIAL DE LOS BENEFICIOS BANCARIOS
No es ahora mi deseo adentrarme en el mundo de la ética empresarial. Que existe y la hay pese a que muchos crean que es un ejemplar en extinción. En mi trabajo colgado desde hace unos años en Internet en www.gerenteweb.com denominado ¿Existe una ética en la empresa y en los negocios? ya he tratado ese tema a nivel popular. Pero si hay algo en lo que el cien por cien de los ciudadanos españoles podemos coincidir hoy en día, es en que los beneficios obtenidos por la banca en los últimos años han sido sencillamente salvajes. Y todavía lo agrava más la pomposa ostentación de esos beneficios. En nuestros oídos resuenan todavía las voces de presidentes y consejeros de diversos bancos, asomados a los medios de comunicación, presumiendo y alardeando de que tal o cual entidad había logrado unos beneficios el 20 o el 30% superiores a los del año anterior (¡que ya estaban por las nubes!) Sencillamente vergonzoso y que ahora se atisba como una parte importante del problema, sobre todo si lo ligamos a otros hechos cruciales e innegables. Al mismo tiempo que esto sucedía, y coincidiendo con la entrada en el euro y los años transcurridos desde entonces, los beneficios de los ciudadanos y contribuyentes, representados por sus sueldos y por la remuneración de sus ahorros en comparación con la escalada de precios, no han cesado de disminuir. Cualquiera que compare precios y salarios del año 2000 con la situación actual se sorprenderá y asombrará de adonde hemos ido a parar. Y añado, únicamente de pasada, la feroz escalada de los precios de la gasolina y el gasoil y de los productos alimenticios y el crecimiento escandaloso de los beneficios de muchas multinacionales ligadas a estos productos, mientras permanecen atascados los precios pagados a agricultores, ganaderos y pescadores.

Esos beneficios inmensos, crecientes año a año, aireados como triunfos ante la sociedad y utilizados como herramienta de marketing de la entidad para decir ¡qué buenos gestores hemos sido! y para atraer clientes, han llevado a la banca, cada vez más, hacia el negocio fácil y la especulación y la han alejado de la banca tradicional.


¿Y EL FAMOSO BIENESTAR QUÉ?
Sin profundizar aquí en este asunto, no cabe duda de que al hombre del año 2000 se le ha seguido mostrando un mundo, como ya venía sucediendo desde los setenta, con el horizonte permanentemente puesto en el bienestar. Es decir en el tener mucho, consumir mucho, vivir bien y ser feliz. Así de fácil. No cabe duda que el mensaje, muy empujado por la publicidad y el marketing durante varias décadas, caló muy profundamente en todos nosotros. Incluso en quienes por nuestra edad, habíamos vivido épocas de vacas flacas. Y en España, incluso, de vacas muy flacas.

Sí, era bonito y atractivo. Trabajar sí, pero con una filosofía de no pasarse. Ganar dinero y gastarlo. Tener muchas cosas, disfrutar a fondo de la vida. Incluso olvidar viejos valores heredados de nuestros padres y abuelos. Y entre estos, no puedo dejar de mencionar aquella idea madre de que el trabajo y el sacrificio no lleva salvo excepciones, generalmente, a la riqueza, pero sí a lograr una vida digna y segura. Y en el caso de los empresarios esa era la máxima del éxito. Eso sí, a medio o largo plazo, no en uno o dos años que ha sido la filosofía que se ha impuesto en los últimos tiempos. Craso error. Sigue siendo válido. Si trabajas, te sacrificas y ahorras lograrás que tu empresa vaya creciendo, se asiente, y sea un modo de vida seguro para ti y para tus hijos, amigo empresario. ¡Cuántos ejemplos nos han dejado las décadas pasadas de esta aseveración!

Por tanto, aquí hemos topado con un tema neurálgico. El valor del trabajo y el esfuerzo del hombre. Nada que ver con la cultura del pelotazo que tanto hemos visto a nuestro alrededor, creando riquezas personales, miserias y pobrezas. Eso sin contar con aquello de la justicia social que sigue tan vigente como siempre. El habernos alejado de esa vieja cultura del trabajo personal y de haber caído en la de intentar alcanzar la riqueza y, con ella el máximo bienestar, en cuatro días, nos empieza ahora a pesar como una losa. Ese modelo tan mitificado, de cara al mundo joven, del triunfador de la noche a la mañana, sin escrúpulos, trepador, capaz de pisar a cualquiera con tal de medrar, desprovisto de viejos valores como la lealtad, la laboriosidad o el compañerismo, ese modelo se está empezando a derrumbar.

(III PARTE DE ESTE REPORTAJE)

(comentar noticia)
 
 


Comentarios de los lectores: (1)
 
 
 Rafael del Barco Carreras (02/02/2009 - 11:10:24)
BENEFICIOS BANCARIOS 2008 Rafael del Barco Carreras Los cuatro pilares financieros de ESPAÑA, BSCH, BBVA, CAIXA Y CAJA MADRID, declaran unos tan sustanciosos beneficios que los telespectadores, ¡todos!, ricos, la gran alta y baja clase media, y pobres, afectados en sus bolsillos por una CRISIS DE CABALLO, jamás vista y sufrida, y metido su cerebro en un baile de cifras y vecinos en paro y quiebras, se encogen de hombros. Nadie entiende nada. ¿Puede estar el País en quiebra y quienes manejan el 80% de todo su dinero flotar en beneficios? En teoría podría ser, los quebrados son los endeudados o hipotecados (lo comprado vale menos que lo debido, como si se hubieran comido parte del piso a mordiscos), pero el prestamista, el explotador, haber engordado hasta el insulto. Podría, pero es mentira. Otra falacia. Si el País está sumido en la debacle, al igual los ACTIVOS de sus instituciones financieras. Simplemente, si el activo está formado por créditos e inversiones a quebrados que no pagarán, ese activo no vale nada. En el INSTITUTO BANCARIO del Consejo Superior Bancario, edificio Banco de España, Plaza de Cataluña, Barcelona, cursos 1958-1961, nos enseñaban que los activos se contabilizan en el Balance Anual de Situación por su “precio real de mercado”, y los beneficios, “una vez consolidados”. Es decir, se presta un euro, y hasta que ese euro no ha sido devuelto, ni intereses ni comisiones pueden contabilizarse como beneficio. Ninguno de los dos preceptos se cumple. Hoy se generan extrañas operaciones entre “empresas dependientes” por la enormidad de sus créditos, participadas, e incluso regidas por comunes ejecutivos, y se contabilizan como beneficios diferencias del prefabricado precio, por ejemplo “operación RIOFISA” (ver Internet), o la simple comisión de una VISA, un gran negocio para ellos y pésimo para sus usuarios. Recuerdo otro precepto, en los balances los préstamos hipotecarios aparecían como CRÉDITOS CON GARANTÍA REAL, y hoy, si contabilizaran el PRECIO REAL de lo que garantiza las hipotecas, o sea, inmuebles (la mitad del activo), y “provisionaran” diferencias, LAS PERDIDAS SERÍAN MONSTRUOSAS. HIPOTECAS NINJA Y BASURA. Y sin mencionar los créditos con garantía de acciones cotizadas, pignoraciones, pues en el 2008 la Bolsa perdió un promedio del 50% en el mejor de los casos, y muchas inmobiliarias casi un 100%. La suma de los créditos que las grandes inmobiliarias han impagado, o renovado, más o menos lo mismo, supera en mucho los “beneficios” declarados. No entraré, para otra ocasión, en las curiosas cifras publicadas, que en lugar de renovarse deberían estar en CONTENCIOSOS, pero no en los juzgados de lo Mercantil, sino en los de Penal. Y ni elucubrar con los desastres en inversiones y colocaciones por América del Norte y del Sur. La única reflexión que me cabe es que la Tele y Prensa deben tanto dinero, y contratan tanta publicidad de esos cuatro grandes… que se prestan al engaño, a la publicidad, al publirreportaje, cuando deberían, como mínimo, mostrarse escépticos… comentar… pues no están hablando de unas empresas cualquiera maquillando sus balances, se trata de TODO el dinero del País, y avalados por el ESTADO… Si ¡ya sé…ya sé!... es cuestión de imagen…deben declarar beneficios para que se fíen sus impositores e inversores… Banesto, en tiempos el primer banco del País, arrastró durante décadas la quiebra, y ¡repartiendo dividendos!, ¡cosas de la Política y del Banco de España que inspeccionaba e inyectaba dinero!… y si los bancos y cajas mienten… Zapatero, a su demagogia…él les ha ayudado, “he respaldado… no es el momento de grandes beneficios… y ellos deben prestar a las familias y empresas…”. Parte de su discurso televisivo del día 31 de enero del 2009. Y lunes 2-02-2009, el propio Zapatero se reúne de nuevo con los banqueros y cajeros. Siguen sin dinero, necesitan más. Y es de suponer que ese Club o Peña, logia, cartel, oligopolio o monopolio, cueva de Alí-Babá, por encima de la tontería de "izquierdas y derechas" redondeará el guión del discurso al Pueblo. A repartir sopas con onda. Corolario, unos y otros, políticos y banqueros, o político-cajeros, utilizan la riada del nuevo papel euro, recién salido de las impresoras, para comprar activos de oscuras empresas deudoras de bancos y cajas, arreglar o liquidar sus negocios, mantener sus escasas cotizaciones en bolsa, y con el tiempo que la inflación revalorice activos, como siempre ha sucedido. ¡Veremos!
 
 
(comentar noticia)








NOTICIAS RELACIONADAS
 
FINANZAS
25/11/2008
Ya está aquí la crisis económica… y después ¿qué? (y III)

FINANZAS
25/11/2008
Ya está aquí la crisis económica… y después ¿qué?

 
 

MÁS NOTICIAS
 
DIRECCIóN
19/09/2011
Cómo ser más competitivos: ejemplo práctico

RRHH
14/03/2011
Valoración de nuestro cuestionario de estimación de la capacidad de liderazgo

RRHH
28/02/2011
Cuestionario test de estimación de la capacidad de liderazgo

DIRECCIóN
08/02/2011
El gerente y la creatividad

FINANZAS
25/01/2011
¿Cómo aplicar la Ley de lucha contra la morosidad?

NET
12/01/2011
Gerenteweb.com, ahora en Facebook

DIRECCIóN
23/12/2010
La negociación en la empresa

 
 
GerenteWeb.com es una publicación ideada por Dyal  

Contacto | Nota legal | Quiénes somos | Publicidad

© GerenteWeb.com