PORTADA    ACTUALIDAD    DIRECCIÓN    ORGANIZACIÓN    RRHH    FINANZAS    PRODUCCIÓN    FISCALIDAD    NET    OCIO    CARTAS    DEBATES

   Noticias > dirección

 
  Administradores y sociedades
31/03/2009


  Vamos a delimitar las diferentes acepciones del término "administrador" que, en la práctica, son dif
Los términos administrador y administradores han ido mutando parte de su significación inicial, a la vez que ampliándolo dentro del campo de la empresa y las sociedades. En este trabajo, en el ámbito de la organización empresarial, vamos a delimitar sus diferentes acepciones que, en la práctica, son diferentes roles o funciones dentro de la empresa.

En el mundo anglosajón, especialmente en los Estados Unidos, se denomina administradores a todos aquellos puestos, dentro del organigrama de la empresa, que comportan tanto la dirección de la misma como la de los diferentes departamentos o áreas organizativas en que está estructurada. Así, podríamos equiparar esa acepción de administrador con las de Gerente, Director General, Directores de Producción, Ventas, Finanzas y los demás departamentos más o menos habituales. Estaríamos así ante:

• Administrador General
• Administrador de Producción
• Administrador de Ventas
• Administrador Económico- Financiero
• Etc.

En ese contexto anglosajón, Administración no se limita, solamente, al entorno de lo que constituye el ámbito administrativo o consideramos en España como tal. Allí se extiende a todo lo que es dirección y gestión de los diferentes estamentos organizativos de la empresa.

Por el contrario, en nuestro país y en la mayor parte de Europa, no se utiliza ese término de administrador aplicado a quienes ocupan cargos directivos en el organigrama. Les denominamos, normalmente, directores:

• Director General
• Director de Producción
• Director Administrativo o Económico-Financiero
• Director de Venta o Comercial
• Director de Marketing
• Director de Sistemas
• Director de Planificación
• Director de Informática
• Etc.

En otras empresas, en especial Pymes, suele denominarse a los responsables de las diferentes áreas Jefes de… En este sentido, desde hace ya bastantes años, se ha ido introduciendo la costumbre de cambiar la denominación de jefes por la de directores o responsables. Razones de marketing, de imitación de los grandes y de dar una imagen más organizada y hasta de mayor estructura han llevado a estos cambios, a los que no son ajenos las modas. Éstas también juegan su papel en el mundo empresarial. Por este motivo, se está introduciendo en las empresas europeas la denominación de gerentes en lugar de directores, responsables o jefes. Actualmente, se considera por muchos que esta denominación orgánica parece dar un mayor realce al organigrama e importancia al puesto. Así, tenemos:

• Gerente de Producción
• Gerente de Administración
• Gerente de Finanzas
• Gerente de Ventas
• Gerente de Compras
• Gerente de Sistemas
• Gerente de Marketing
• Gerente de Informática

Y, dando un paso más, se va desglosando esto, por áreas y subáreas:

• Gerente de Fabricación
• Gerente de Suministros
• Gerente de Planificación
• Gerente de Logística
• Gerente de Comunicaciones
• Gerente de Personal
• Gerente de Contabilidad
• Etc.

De lo visto hasta aquí estamos, en todo caso, dando nombre a los puestos que dirigen los diferentes departamentos o secciones de la empresa, o lo que es lo mismo, a los encabezamientos de las áreas dibujadas en el organigrama.
Pero, en España y en otros países europeos, se utilizan los términos administrador y administradores en otro sentido distinto y con otras funciones diferentes. Sucede esto en el ámbito de las sociedades y en la dirección de las mismas. Pero, retrocedamos un poco para entender mejor lo que sigue.

Las sociedades, sean anónimas, limitadas o de otro tipo, tienen unos socios que las han constituido y son, por tanto, los dueños de las mismas, los empresarios. Las sociedades, tal como deben de recoger sus estatutos sociales, necesitan un órgano rector, un sistema de dirección de la misma como tal sociedad. Este órgano rector o director de la sociedad puede ser:

• Un Consejo de Administración
• Uno o más administradores

Estos serán, en todo caso, el máximo nivel de dirección de la sociedad y, por lo general, serán la voz y la voluntad de los socios que les han nombrado para ese cargo. La Junta General de socios es quien ha de escoger el sistema de dirección y elegir a la persona o personas que han de ocupar ese cargo. Con frecuencia, los designados son socios de la entidad, aunque esto no es obligatorio ya que, generalmente, se permite que personas no socios ocupen puestos en los consejos de administración o sean administradores de la sociedad. En todo caso, se suele designar genéricamente como administradores tanto a cada uno de los miembros del consejo de administración (consejeros), como a los administradores de la sociedad.

Esta función de los administradores de la sociedad está enmarcada y delimitada por lo que la legislación mercantil y los estatutos sociales establecen al respecto. Es frecuente que esas funciones se desarrollen en esos estatutos sociales como facultades que se les otorgan. Y éstas suelen ser bastante amplias, con el fin de que puedan desarrollar esas funciones directivas con amplitud y sin corsés que ralentizarían la toma de decisiones. Como vemos, los administradores de la sociedad son quienes van a dirigir la vida y actividades, en las grandes líneas y los que van a tomar las decisiones estratégicas importantes. Las que marcan el rumbo y los criterios de funcionamiento. Y esto es más relevante y visible en las grandes sociedades, en aquellas en las que los socios, por su alto número o pequeña participación, van quedando más lejos de la vida empresarial. En las Pymes, puede suceder otra cosa y los administradores ser los mismos socios que, a su vez, trabajan en la propia empresa.

Las escrituras sociales deben de indicar el número de personas que han de formar el consejo de administración, cuando sea éste el sistema de órgano director que se establece. En caso de inclinarse por administradores, han de designar el número de estos, así como su calidad de solidarios o mancomunados.

A partir de esos administradores, quienes suelen representarse en los organigramas, por encima de toda la estructura, con una cuadrícula así denominada como Consejo de Administración o Administradores, cuelga toda la organización, constituida ya por personal empleado o asalariado. Se engloba así a todo ese personal, incluidos los directivos, que está contratado por la sociedad. A la cabeza de ese personal, encontraremos al Gerente o Director General que es quien dirige la empresa, en el desarrollo de sus actividades. Y, dependiendo de él, a esos Gerentes, Directores, Responsables o Jefes de secciones o departamentos, de los que tratábamos al principio. Los Gerentes o Directores Generales ejercerán su labor, con las atribuciones que les den los administradores de la sociedad y con los criterios de funcionamiento. Llevarán a cabo así el mandato que han recibido de aquellos, con el fin de alcanzar los objetivos que los administradores han marcado, parte de ellos, previamente, refrendados por al Junta General de Socios.

En definitiva, que el escalón jerárquico de las sociedades es:

Consejo de Administración o Administradores
• Consejero Delegado (en su caso)
• Gerente o Director General
• Directores de Departamento
• Directores o Jefes de Sección
• Mandos intermedios
• Empleados

En la práctica las cosas pueden ser diferentes, más por deformación del sistema que por otra cosa. Pueden suceder cosas tales como:

• El Gerente o Director General tiene o se toma muchas atribuciones y desdibuja las de los administradores.
• El Gerente o Director General escapa al control ordinario de los administradores y va por libre.
• El Gerente o Director General tiene muy pocas atribuciones y depende, frecuentemente, de autorizaciones de los administradores lo que dificulta su trabajo.
• El Consejero Delegado y el Gerente o Director General solapan sus atribuciones y funciones.
• El Consejero Delegado y/o los administradores puentean al Gerente o Director General.
• El Gerente o Director General puentea al Consejero Delegado y despacha directamente con los administradores.
• El Presidente del Consejo de Administración hace y deshace a su antojo
• Etc.

De todas esas situaciones que se pueden dar, y se dan a veces, en la vida real de la empresa, es quizás bastante frecuente la de los Gerentes y Directores Generales que viven su vida bastante al margen de los administradores. Suele suceder esto porque esos máximos dirigentes que las empresas contratan son, por lo general, expertos en las actividades de éstas, bien en su vertiente técnica, bien en la gestión de las mismas. Son, en consecuencia, sobre quienes va a pivotar, en principio, el éxito o fracaso de la gestión de la empresa, la buena marcha, en todos los frentes, de ese barco común que es la sociedad. Por eso, tienen, requieren o se toman los máximos poderes y atribuciones, la mayor capacidad de iniciativa. Esto es aun mayor, si se trata de figuras o directivos de alto standing y caché, de relumbrante currículo empresarial, que cogen toda la sartén por el mango y juegan al todo o nada, sin cortapisas ni interferencias. Ante esto pueden darse situaciones de conflicto de atribuciones entre administradores y directivos, que se resuelven a favor de unos u otros según los casos y circunstancias.

Volviendo al punto central de todo lo expuesto hasta aquí, vemos que hay dos grandes líneas de consideración del término administrador o administradores:

a) Formando parte del núcleo rector y director de la empresa, en representación de todos los socios de la misma como miembros de un Consejo de Administración o como Administradores (regulado por la legislación mercantil y los estatutos sociales).

b) Formando parte de la estructura organizativa de la empresa, como Gerentes o directores Generales (regulado por las normas de funcionamiento marcadas por los administradores de quienes recibe sus atribuciones).

c) Formando parte del nivel directivo de la empresa, como Gerentes, Directores, Responsables o Jefes de secciones o departamento (reguladas sus atribuciones y esfera de mando por los Gerentes o Directores Generales, de quienes dependen).
Este trabajo, complementa aquellos otros que ya tenemos, desde hace tiempo, colgados en esta web sobre temas de organización. En especial de:

El gerente y el organigrama de la empresa
El gerente
Los directivos y su motivación
Las funciones de mando y el organigrama de la empresa

Manuel Díaz Aledo es editor de Gerenteweb.com

(comentar noticia)
 
 








NOTICIAS RELACIONADAS
 
No se ha encontrado ninguna noticia relacionada.

 
 

MÁS NOTICIAS
 
DIRECCIóN
19/09/2011
Cómo ser más competitivos: ejemplo práctico

RRHH
14/03/2011
Valoración de nuestro cuestionario de estimación de la capacidad de liderazgo

RRHH
28/02/2011
Cuestionario test de estimación de la capacidad de liderazgo

DIRECCIóN
08/02/2011
El gerente y la creatividad

FINANZAS
25/01/2011
¿Cómo aplicar la Ley de lucha contra la morosidad?

NET
12/01/2011
Gerenteweb.com, ahora en Facebook

DIRECCIóN
23/12/2010
La negociación en la empresa

 
 
GerenteWeb.com es una publicación ideada por Dyal  

Contacto | Nota legal | Quiénes somos | Publicidad

© GerenteWeb.com